EL `COORDINADOR DE PARENTALIDAD´ SE EMPIEZA A IMPLANTAR EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

La Asociación de Peritos Colaboradores con la Administración de Justicia de la Comunidad Valenciana y  la asociación ASEMIP organizan un taller formativo para expertos

La Asociación de Peritos Colaboradores con la Administración de Justicia de la Comunidad Valenciana y la Asociación Española Multidisciplinar de Investigación sobre Interferencias Parentales (ASEMIP) organizan un taller para formar a `Coordinadores de Parentalidad´, profesionales expertos en reducir la conflictividad en los casos de divorcio o rupturas de hecho  con menores cuya figura cobra presencia en la Comunidad Valenciana.

Esta figura empieza a tener acogida en los Tribunales de Familia de la Comunidad Valenciana como instrumento para reducir los conflictos interfamiliares en casos de separación y divorcio. Es en Castellón donde se están produciendo las primeras sentencias en las que el juez ha requerido la colaboración de estos expertos que consiguen reducir los conflictos interfamiliares, con el consiguiente beneficio, para los menores, las familias y para el sistema judicial debido a la reducción en tiempo y recursos que la implementación de esta figura supone.

El modelo proviene de EE.UU y Canadá donde su implantación ha logrado disminuir eficazmente la conflictividad de las familias.

Para llevar a cabo esta labor, que deben desempeñar profesionales de la salud mental o del ámbito jurídico con formación forense y experiencia en mediación, ASEMIP ha elaborado un programa donde se recogen una serie de recomendaciones sobre los procedimientos a seguir cumpliendo con las buenas prácticas internacionales sobre la Coordinación de Parentalidad.

Asimismo se está elaborando un listado de profesionales capacitados e impulsado el programa en todos los partidos judiciales con reuniones con los Jueces decanos en una labor conjunta con el apoyo de Instituciones Universitarias (CEU Cardenal Cisneros, Universidad de Granada, Universitat Rovira i Virgili de Tarragona y Universidad de Valencia), del Fiscal Coordinador de Menores del Tribunal Supremo y de la Dirección General de la Infancia y Familia, entre otros.

Mª Paz Antón, presidenta de esta asociación ASEMIP, considera que “actualmente constituye un instrumento altamente  positivo  para minorar los efectos del conflicto  en los procesos de rupturas en interés de los menores , pero su aplicación en el momento presente en los procesos judiciales   depende  de   aquellos operadores jurídicos que  utilicen  su papel en la resolución de conflictos encallados en el tiempo.”.

Esta figura tiene entidad propia y aunque maneja técnicas que provienen de la terapia y de la mediación no realiza una terapia ni una mediación.   Actúa por derivación del juez, sin confidencialidad y con ciertas facultades decisorias vinculantes que ayudan a solucionar problemas enquistados y traumáticos para una familia, siempre centrado en el bienestar de los hijos.